Source: Pagar el billete del trasporte publico con basura

lavanguardia.com

Pagar el billete del trasporte publico con basura

Neus Palou

La mayoría de gente que vive en grandes ciudades elige el transporte público para moverse, pero los precios de la gasolina hacen que cada año sea un poco más caro. Para poder hacer más llevadero este gasto de movilidad y además incentivar el reciclaje el proyecto Bio Box ha creado una máquina que de recolección de envases y a cambio ofrece puntos que se podrán canjear en saldo para la tarjeta del transporte público.

“Las máquinas Bio Box funcionan bajo un proceso que se puede especificar como un reverse vending machine (máquina expendedora a la inversa), es decir, en lugar de depositar dinero para obtener algún producto, a la máquina hay que introducirle basura para obtener recompensas”, explica Eduardo Bustamante, CEO de BioBox.

Bio box
Bio box (BioBox)

El procedimiento es muy sencillo: en comercios habituales se ofrecen de forma gratuita unas tarjetas PayBack. Una vez en la máquina BioBox introduces la tarjeta, después depositas botellas de plástico, latas, u otros envases. Todos los elementos que reciclas se convierten en puntos que se acumulan en la tarjeta. Posteriormente cambias los puntos de la tarjeta PayBack por saldo en la tarjeta de trasporte, que en Méjico es de recarga. Pero además de para el trasporte, también se podran canjear los puntos en entradas de cine u otras actividades.

Ciudad de Mejico ya dispone de 26 máquinas Bio Box situadas en lugares estratégicos de la ciudad. El objetivo para finales de año es instalar 300 máquinas en puntos como parques, plazas comerciales, en supermercados, entre otros. De ese modo se pueda subsidiar el transporte público de la capital mediante una alianza comercial con PayBack de American Express.

Aunque como otras muchas de estas iniciativas, el negocio se mueve en la publicidad que se puede generar. Las máquinas de Bio Box se distinguen por su gran pantalla frontal, escaparate esencial para la proyección de anuncios y mensajes. “Como cualquier otra empresa necesitamos utilidad, se busca que todos se beneficien; el gobierno, la sociedad, el medio-ambiente y la iniciativa privada. Las ganancias no llegan a través del reciclaje, el verdadero negocio de BioBox está en la entrada de publicidad” afirma Bustamante. De hecho, grandes empresas americanas como Coca Cola ya colaboran en la iniciativa.

La empresa mexicana ya trabaja en su expansión en el país. Tienen máquinas ya en Puebla y en Guadalajara y planes para la zona turística, sin embargo también han recibido ofertas de países como Costa Rica, Uruguay, Brasil, pero en donde más futuro ven, es en el mercado argentino.

Advertisements